Todo Sobre la Religión Rayo de sol del arco iris sobre colinas distantes - Todo Sobre la Religión Banner

Iglesia Católica Romana

Este sitio en la web provee información. No está patrocinado por, ni de ninguna manera afiliado con la Iglesia Católica Romana, o la Oficina de la Santa Sede.

Iglesia Católica Romana - La Pregunta Clave
Miembros de la Iglesia Católica Romana deben hacerse la misma pregunta que todos los miembros de cualquiera de las llamadas denominaciones cristianas deben preguntarse: "¿Tengo una relación personal con mi Señor y Salvador, Jesucristo?" Dios realmente no está interesado en los rituales particulares, costumbres y tradiciones de las denominaciones "organizadas," siempre que éstos no interfieran con el fundamento innegable de la fe cristiana, Jesucristo. Si tenemos una relación diaria e íntima con Jesús, el grado en el cual practiquemos nuestra fe en las tradiciones de las denominaciones, mientras estemos aquí en la tierra, no afecta nuestra salvación eterna. Afortunadamente, Dios es el juez perfecto de las intenciones de nuestros corazones.


Iglesia Católica Romana - El Corazón de la Fe
Como todos los cristianos, los miembros de la Iglesia Católica Romana deben tener cuidado de no colocar su fe en el sitio equivocado. Para muchos de nosotros, nuestra fe no está siempre centrada y basada en Dios a través de Jesucristo, sino en una organización o religión. El cristianismo debe ser un proceso para desarrollar una relación perdurable, creciente, y orgánica con nuestro Creador. No puede ser una confianza en una institución o religión, tampoco puede ser una herencia cultural. Las religiones y las organizaciones son un invento del hombre, no de Dios. "Yo soy católico/cristiano porque mi padre o abuelo eran católicos" es una visión equivocada de lo que se trata el cristianismo. Debemos siempre desarrollar y comprometernos con una fe personal en Dios a través de Cristo. Servimos a un Dios personal a quien le importan las pequeñas cosas, así como las grandes cosas de nuestras vidas. El desea una relación personal con nosotros. Las relaciones que desarrollamos en la tierra tienen el propósito de moldear a Cristo en nuestro carácter, para que el mundo pueda ver una pequeña porción del amor de Dios presente y saliendo de nuestros corazones. Nuestros vecinos, amigos y familiares deben ver evidencias de nuestra relación personal con Dios gobernando nuestra conversación, acciones, carácter, y valores.


Iglesia Católica Romana - Las Bases de la Salvación
Como todos los cristianos, los miembros de la Iglesia Católica Romana deben examinar las bases de la salvación de sus vidas. La salvación no es por obras, sino por gracia. La Biblia es muy clara en que no podemos ganar nuestra entrada a la eternidad con Dios. Nuestras obras son simplemente evidencia de nuestra fe, no la base de nuestra salvación. La razón de que no sea necesario el hacer obras buenas para asegurar la salvación es que Dios mismo, a través del trabajo de Cristo, ha hecho todo el trabajo necesario. Sin embargo, una de las razones principales por las que Dios nos salvó es para que podamos hacer buenas obras, y si no las hacemos, estamos siendo desobedientes a Su Palabra. La Biblia es clara acerca de la fuente de nuestra salvación: "Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo" (Tito 3:5).

Muchos de nosotros hemos confundido la doctrina de la justificación con la doctrina de la santificación. De acuerdo con la Biblia, después de que un hombre ha sido justificado delante de Dios, comienza un proceso de santificación que dura toda la vida, donde crece en santidad y obediencia a la ley de Dios. La justificación es el punto de partida para la santificación (Romanos 6). La justificación quita la culpa del pecado y restaura al pecador a una relación con Dios. La santificación elimina los hábitos pecaminosos y hace al pecador más y más como Jesucristo. La justificación tiene lugar fuera del pecador, en la corte de Dios. La santificación tiene lugar en el alma y el espíritu del hombre. La justificación tiene lugar sólo una vez. La santificación es un proceso continuo de crecimiento, a medida que "corremos la carrera" hasta el final de nuestras vidas. El trabajo de santificación nunca está completo en la vida de un cristiano.


Read Iglesia Católica Romana Page 2 Now!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutReligion.org, Todos los Derechos Reservados