Todo Sobre la Religión Rayo de sol del arco iris sobre colinas distantes - Todo Sobre la Religión Banner

La Biblia y el Corán


La Biblia y el Corán - ¿Corrompidos?
Según el Islam, el Corán no solamente es creíble; es la única revelación incorrupta de Dios. Por esto, según los eruditos musulmanes, si es comparado con algo del cristianismo, debería ser comparado con Cristo, en lugar de comparársele con la Biblia. Sin embargo, lo cierto es que puede demostrarse que la Biblia es de origen divino, en lugar de humano. Lo mismo no puede decirse del.Corán. Además, a diferencia de la Biblia, el Corán está lleno de imperfecciones éticas y de errores concernientes a los hechos.


La Biblia y el Corán - Comparando las Profecías
Primero, a diferencia del Corán, la Biblia está llena de profecías que no habrían podido ser cumplidas por azar, adivinación, ni deliberado engaño. Sorprendentemente, la naturaleza profética de muchos pasajes de la Biblia fue una vez un argumento popular entre eruditos liberales en contra de la confiabilidad de la Biblia. Los críticos argumentaban que varios pasajes fueron escritos después de lo que indicaban los textos Bíblicos, porque relataban eventos que sucedieron, a veces, cientos de años después de que supuestamente fueran escritos. Concluyeron que posteriormente a los eventos, editores literarios regresaron y "alteraron" los textos no proféticos originales.

Pero esto simplemente está equivocado. Cuidadosa investigación reafirma la exactitud profética de las Escrituras. Ya que Cristo es el tema culminante del Antiguo Testamento y la Palabra Viva del Nuevo Testamento, no nos debe sorprender que las profecías referentes a Él superen en número a todas las demás. Muchas de estas profecías hubieran sido imposibles de cumplir si Jesús deliberadamente hubiera conspirado para cumplirlas—como su descendencia de Abraham, Isaac, y Jacob (Génesis 12:3; 17:19; Mateo 1:1-2; Hechos 3:25); su nacimiento en Belén (Miqueas 5:2; Mateo 2:1, 6); su crucifixión con criminales (Isaías 53:12; Mateo 27:38; cf. Lucas 22:37); la perforación de manos y pies en la cruz (Salmo 22:16; Juan 20:25); las apuestas de los soldados por sus ropas ( Salmo 22:18; Mateo 27:35); la herida en su costado (Zacarías 12:10; Juan 19:34); el hecho de que sus huesos no fueron quebrados al morir (Salmo 34:20; Juan 19:33-37); y su sepultura entre los ricos (Isaías 53:9; Mateo 27:57-60).

En marcado contraste, profecías predictivas que demuestren el origen divino del Corán brillan por su ausencia. Aunque el Corán contiene varias profecías de auto-cumplimiento, como la predicción de Mahoma de que regresaría a la Meca (sura 48:27), esto es muy diferente a la clase de profecías citadas arriba. Otras profecías, como la predicción de Mahoma de que los romanos derrotarían a los persas en Issus (sura 30:2-4) son igualmente poco sorprendentes. A diferencia de los ejemplos bíblicos presentados arriba, esta profecía no fue cumplida en el futuro lejano y por lo tanto, puede ser explicada fácilmente mediante acertada adivinación o por una comprensión acertada de las condiciones militares predominantes.


La Biblia y el Corán - Comparando las Éticas
Adicionalmente, el Corán está lleno de éticas cuestionables—especialmente en lo que se refiere a la igualdad de las mujeres. Por ejemplo, en sura 4:3 Mahoma supuestamente recibió una revelación de Dios que les permitía a los hombres "casarse con las mujeres que quisieran; dos, tres, o cuatro". Irónicamente, en sura 33:50 Mahoma recibe un mandato divino para casarse con "cualquier mujer creyente que dedique su alma al Profeta, si el Profeta desea casase con ella". De esta manera, mientras que a otros hombres sólo se les permitía casarse hasta con cuatro mujeres, Alá le proporcionó a Mahoma una excepción divina para casarse al menos con doce mujeres -- incluyendo a Aishah, con quien se casó a la tierna edad de once años (vea la Vida de Mahoma por Muhammad Husayn Haykal). Igualmente preocupante, es el hecho de que el Corán les da a los hombres el derecho a divorciarse de sus mujeres, mientras que les niega el mismo derecho a las mujeres. Y sura 4: 34, el cual les permite a los hombres "golpear" a sus mujeres, para que puedan "regresar a la obediencia". No es sorprendente entonces que pasajes del Corán, como sura 40:55 exhorten a Mahoma a pedir "perdón por tus faltas". Contrariamente, la ética de Cristo con respecto a cada aspecto de la vida, incluyendo su tratamiento a las mujeres, fue tan irreprochable que pudo preguntar justamente: ¿"Quién de vosotros me redarguye de pecado"? (Juan 8:46).


La Biblia y el Corán - Comparando la Certeza de los Hechos
Por último, a diferencia de la Biblia, el Corán está lleno de errores acerca de los hechos. Un ejemplo clásico involucra la negación del Corán de la crucifixión de Cristo. Esta negación registrada en sura 4:157 es explícita y enfática: "Ellos no lo mataron, ni lo crucificaron, pero así se les hizo parecer…porque ciertamente no lo mataron". Sin embargo, en la realidad, el sufrimiento mortal de Jesucristo, como es relatado en el Nuevo Testamento, es uno de los hechos mejor establecidos de la historia antigua. Incluso en la era moderna de hoy de ilustración científica, existe un consenso virtual entre los eruditos del Nuevo Testamento, tanto conservadores como liberales, de que Jesús murió en una cruz romana.

Descubrimientos arqueológicos recientes no sólo corroboran dramáticamente la descripción de la Biblia de la crucifixión romana, sino que corroboran los detalles bíblicos que rodean los eventos que condujeron al tormento mortal de Jesucristo -- incluyendo la Piedra de Pilatos y el lugar de sepultura de Caifás, el sumo sacerdote que presidió los juicios religiosos de Cristo. Estos descubrimientos han sido ampliamente aclamados como una declaración convincente de la historia bíblica. No solamente esto, sino que la primera respuesta judía a la muerte y sepultura de Jesucristo presupone la realidad de la tumba vacía. En lugar de negar que la tumba estaba vacía, los antagonistas de Cristo acusaron a sus discípulos de robar el cuerpo.

Un punto final debe ser agregado. La negación del Corán de la crucifixión de Cristo también ha conducido a una cantidad de otros errores. Desde la perspectiva musulmana, Jesús nunca fue crucificado, por esto nunca resucitó. En lugar de esto, en la tradición popular islámica, Dios hizo que alguien se pareciera a Jesús y éste fue crucificado en su lugar. La idea de que se hizo que Judas se pareciera a Jesús ha sido popularizada recientemente en círculos musulmanes por la última invención medieval titulada El Evangelio de Barnabás.


La Biblia y el Corán - Conclusión
En resumen, la distancia que separa el Corán musulmán y las Escrituras cristianas es la distancia del infinito. No sólo la proeza profética de la Biblia la eleva muy por encima de los libros sagrados de otras religiones, sino que a medida que nuevos hallazgos arqueológicos son descubiertos, la confiabilidad de las Escrituras resalta aún más, así como la falta de confiabilidad de los pretendientes. Ética defectuosa y errores acerca de los hechos demuestran que el Corán carece de mandato divino. En marcada distinción, la ética y la evidencia de los hechos demuestran que la Biblia es de origen divino, en vez de humano.

Hebreos 1:1-3 dice: "Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo. El cual siendo el resplandor de Su gloria y la imagen misma de Su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. Habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de Sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas."

¡Aprenda Más!

Derechos de autor Christian Research Institute y Hank Hanegraaff. Utilizado con autorización.



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutReligion.org, Todos los Derechos Reservados